Uso tradicional de plantas medicinales en Bolivia


En la cultura boliviana tradicional, la enfermedad se ve como el ciclo de circulación de la sangre que se interrumpe. La fluidez es importante, y el concepto de caliente / frío y húmedo / seco jugar en esta fluidez del sistema del cuerpo. Los trastornos se pueden clasificar como caliente/frío o húmedo / seco. Por ejemplo, trastornos nerviosos tales como parálisis de Bell y los campos musculares son fríos, y debe ser curado con tratamientos calientes para aliviarlos. Esto podría incluir baños de vapor, compresas y estimulantes hierbas.

Albahaca y uña de gato son ejemplos de plantas medicinales que son ampliamente utilizadas en Bolivia por muchos años. Todas las plantas medicinales se encuentran localmente en el país, y todos se pueden utilizar para múltiples propósitos. Albahaca también se conoce como “basil” en inglés. Se usa tradicionalmente para dolores de cabeza, riñón y vejiga, para regular dolores menstruales y mareos. Esto es interesante saber que una especia común de la cocina se puede utilizar para los propósitos múltiples que se utilizan raramente en los Estados Unidos. Uña de gato también conocido como “cat’s claw” se puede utilizar para tratar úlceras en el estómago y los pulmones. También puede estimular el sistema inmunológico para ayudar a prevenir que el VIH se convierta en SIDA. Si bien esto puede no ser una cura para el SIDA, este tratamiento tiene validez. Los estadounidenses tienden a creer que las grandes enfermedades como el SIDA sólo pueden resolverse con la tecnología y las ciencias, pero es interesante saber que los lugareños de Bolivia tienen su propio remedio.Todos de estas plantes se pueden utilizar de diferentes maneras, puede ser una infusión que se bebe, una compresa caliente, triturar la planta y aplicarla directamente a la piel, o mezclada con otras plantas.

Mientras que la medicina no occidental no es ampliamente utilizada en los Estados Unidos, los estudios demuestran que el uso está aumentando constantemente. Hay subculturas en los Estados Unidos que contra la medicina occidental e incorporar todas las cosas naturales en sus vidas, desde su jabón de plato a su comida a su tratamiento de las enfermedades. El Centro Nacional de Salud Complementaria e Integrativa (NCCIH) y el Centro Nacional de Estadísticas de Salud (parte de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades) encontraron que en 2007 aproximadamente el 38% de los adultos usan la medicina complementaria y alternativa. Este medicamento puede incluir acupuntura, terapias basadas en la dieta, naturopatía, y la búsqueda de un curandero tradicional.

albaca

Publicado: March 26, 2017
Marlee Shepherd
Fuente: Medical Spanish Spring 2017

Artículo extraído de: https://sites.jmu.edu/Spanish365-SP17/3144-2/

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *